En Dios Confiamos

 

En Dios confíamos… Jesús, confío en Ti.  Ora esta oración al encarar la vida día a día.  Removerá el miedo y la pena de tu corazón.  Donde hay luz, no hay oscuridad.

 

Recordemos el Salmo 25:1.

 

A Ti, O Señor, levanto mi alma; en Ti yo confío, O mi Dios.

No dejes que me avergüences, ni dejes que mis enemigos triunfen en contra mía.

Nadie quien ha confíado en Ti jamás será avergonzado,

Pero aquellos quienes son traicioneros sin excusa serán avergonzados.

Enseñame Tus caminos; guíame en Tu verdad y enséñame,

Porque tú eres Dios mi Salvador, y mi esperanza está en Ti a través del transcurso del día.

 

No temas – Dios está cerca.

 

Dios contesta nuestras oraciones y Su nombre nos protege.  Nosotros confiamos en el nombre del Señor, nuestro Dios.  Recemos el Salmo 20:1.

 

En este tiempo de incertidumbre, elevemos nuestras almas a Dios.  Él no dejará nuestros enemigos triunfar en contra nuestra.  Reza incesantemente por la protección de Dios, por su misericordia y por la bendición de nuestra curación.

 

Estamos en crisis en América hoy.  El ver a las torres del World Trade Center destrozadas por dos aviones de pasajeros parece ser una pesadilla, pero fue una horrible tragedia el martes, once de septiembre de 2001.  Oramos por el eterno descanso de las víctimas, y curación y consuelo para los sobrevivientes.

 

Podemos entender perfectamente como el pecado afecta una comunidad cuando vemos como el  pecado mortal de las personas que ejecutaron y planearon la destrucción de esos edificios causaron las muertes de miles de personas y el sufrimiento de millones más.  Dios nos ha dado elección libre para escoger entre el bien y el mal, y en ejercitar nuestra voluntad propia podemos proporcionar bendiciones a los que nos rodean o traer destrucción.  El vuelo que se estrelló cerca de Pittsburg pudo haberlo hecho  porque la gente en el avión usando su voluntad libre decidieron parar a los asesinos.  Ellos son mártires – sus muertes previnieron las muertes y la destrucción que tal parece iba dirigida hacia el Capitolio de los Estados Unidos.  Nuestro dolor emocional y nuestra confusión es real. ¿Como Dios permitió ésto?  Dios no lo permitió.  La voluntad libre de un ser humano tomando la decisión de hacer el mal lo causó.

 

Hay más preguntas que respuestas en este mundo.  ¿Por qué pasó esto?  Sabremos la respuesta correcta en la eternidad.

 

Sabemos que la oración es nuestro más poderosa arma.  La oración puede cambiar el curso de la historia.  No podemos cambiar el pasado pero podemos rezar por el futuro.  Necesitamos orar individualmente y con nuestras familias.  Necesitamos ir a misa, y rezar en frente del Sagrado Sacramento para rezar por las víctimas de estos actos violentos, por su familias, por nuestras familias, por nuestras comunidades y por nuestra nación.  Por nuestro presidente y todos nuestros líderes, por la paz del mundo, por la gracia de Dios que caiga sobre nosotros y por Su sabiduría para que reine en nuestros corazones para que nosotros podamos responder a los agresores con el amor y el corazón de Cristo, nuestro Señor.

 

Reza el Rosario

 

Recordemos cuan poderoso es el rezar el rosario y decidirnos a rezar un rosario cada día.  Vimos en los años cincuenta el resultado de rezar el rosario en Viena, Austria, y en 1591- el impacto que tuvo en la derrota de los turcos en la batalla de Lepanto.  El Padre Roy J. Oggero, C.S.B., escribió la historia hace unos años:

 

"Les quiero sugerir que recen el rosario diariamente. Es la Oración de la Paz.  Al hacerlo lograrán rechazar ira, envidia, amargura, rencor, miedo, ansiedad, y lo opuesto de estos sentimientos empezará a reemplazarlos.

El Padre Albert Shaman, un sacerdote de Rochester, en la diócesis de Nueva York cuenta una historia de la gran cruzada del rosario en Austria, la cual liberó ese país del dominio soviético:

‘Al final de la Segunda Guerra Mundial, los aliados victoriosos se marcharon de Austria y la dejaron bajo el dominio soviético. Después de tres años de tiranía el pueblo austríaco no podía soportar más el control de los comunistas. El Padre Peurus recordó cómo los Turcos de Ottoman fueron derrotados en Lepanto en 1591; aunque los cristianos se encontraban en minoría, ya que por cada uno de ellos había tres turcos. El rosario fué rezado por todos sus habitantes y los turcos fueron derrotados. Así es que el Padre Peurus convocó al pueblo a que se uniera en una Cruzada para rezar el Rosario en contra de las tropas de ocupación soviética. Él pidió que el diez por ciento de la población o sea 700,000 austriacos rezaran el rosario diariamente. Logró que todos ellos rezaran durante siete años el rosario todos los días. Por fin, en mayo trece de 1955, en el aniversario de la aparición de la Virgen María en Fátima, los rusos se retiraron de Austria. Esa evacuación no ha tenido explicación alguna debido a que Austria de acuerdo a los historiadores, representaba un verdadero premio mayor para los rusos después de la segunda guerra mundial.’"

El Padre Roy Oggero) cuenta ese episodio con el objeto de demostrar el poder de la oración, especialmente el rosario. Agrega que la decisión de usar ese poder es nuestra. Dice que reza para que todos nosotros digamos que "Sí!" al Espíritu Santo más a menudo, y recemos el rosario.  Mensaje dado a los Fourth Degree Knights of Columbus en la Asamblea del Obispo John L. Morkovsky Assembly - August 1995.

 Si 700,000 hombres - un décimo de la población en Austria – rezando el rosario todo los días por siete años ayudaron a liberar a Austria de los rusos, entonces ¿Por qué no vamos a creer que esa oración aún es efectiva el día de hoy?

 

Reza la devoción de la Misericordia Divina

Santa María Faustina Kowalska tuvo una visión de un angel quién era el ejecutor de la divina furia que estaba a punto de derramarla sobre la tierra – la describo es sus propias palabras de los párafos #474-475 de su diario:

“Me encontré suplicándole a Dios por el mundo con palabras oídas interiormente.  Al orar en esa forma, yo ví que el angel se hallaba impotente: no podía llevar a cabo el castigo justo que estaba impuesto debido a pecados.  Nunca antes había yo rezado con tal poder interno como lo hice entonces.  Las palabras con las cuales yo le suplicaba a Dios eran éstas:

Padre eterno, te ofrezco el Cuerpo y Sangre, Alma y Divinidad de Tu querido y amado Hijo, Nuestro Señor Jesucristo por nuestros pecados y los pecados de todo el mundo; por el honor de Su dolorosa pasión, ten piedad de nosotros.”

Pidamos a Dios que tenga piedad de nosotros.  Nuestras oraciones pueden ser las que se necesitan para que la misericordia de Dios se vierta sobre las situaciones y personas que nosotros creemos que necesitan ayuda.  La misericordia de Dios  nunca termina.

Reza la oración al arcángel San Miguel

Los ángeles son mensajeros de Dios.  El rezar a San Miguel arcángel por nuestra protección es muy efectivo.  Hagamos esa oración parte de nuestras oraciones diarias.

Escrito por LEAP OF FAITH- www.faithleap.org

 

Mensaje del Papa Juan Pablo II

Audiencia general del Miércoles 12 de septiembre de 2001
Copiado del www.vatican.va

 

 

Leap of Faith       Catholic Site© 1996-2013